"Una nueva cruzada condenada a la derrota", por Wilson Aranda - El Errante | Noticias de Trujillo

Últimas noticias

Post Top Ad

elerrante.pe

Post Top Ad

elerrante.pe

domingo, 24 de julio de 2022

"Una nueva cruzada condenada a la derrota", por Wilson Aranda

Guerra Rusia - Ucrania


La cruzada de los países de Europa occidental y Estados Unidos contra Rusia, tras la operación militar especial de esta última en Ucrania, ha llegado a niveles nunca antes vistos en lo que respecta a acciones hostiles, sobre todo sanciones económicas, contra un país. Esta cruzada, cuyo signo oprobioso es la rusofobia, tiene como abanderados a los gobiernos de los estados “más desarrollados y civilizados” del mundo, los que son signatarios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Los grandes medios informativos como la Cable News Network (CNN), la British Broadcasting Corporation (BBC), la Deutsche Welle alemana, las agencias de noticias más importantes del mundo han hecho tabla rasa de la libertad de información y presentan los hechos de esta sangrienta guerra con un sesgo político acorde a los dictados de la política militarista de Estados Unidos, que ingenuamente se pensaba iba a desaparecer tras la caída de la Unión Soviética en 1991.Para mayor ignominia, en el territorio de la Unión Europea se ha suspendido la transmisión de programas de noticias de Rusia. En Youtube se puede mostrar cualquier cosa que favorezca a de Ucrania, mientras que hay limitaciones y censuras para exhibir abusos contra los rusos. Justamente, a la periodista alemana Alina Lipp se le confiscaron sus cuentas y se le amenazó con cárcel en Alemania por mostrar los padecimientos de la gente del Donbass.

Gran indignación y despliegue de cámaras y micrófonos por civiles muertos en cualquier ciudad ucraniana tras un bombardeo; pero silencio cómplice o una noticia al vuelo y corta frente a la muerte de ciudadanos rusos de las repúblicas de Lugansk y Donbass, cuyas poblaciones soportan desde 2014 la artillería del ejército ucraniano, que, en ocho años, hasta la entrada del ejército ruso, causaron unas 15 mil víctimas mortales en la región de la Cuenca Hullera del Donets (Donbass).

En el pueblo de Bucha, cerca de Kíev, se acusó a Rusia de la matanza de unos 400 civiles. Los medios impresos, radiales y televisivos hicieron eco colosal. Luego se demostró que la mayoría había muerto por metralla de artillería ucraniana. Ningún medio se extendió ampliamente sobre este aspecto. Como tampoco sobre los atroces videos que muestran a soldados ucranianos disparando en las piernas y matando a combatientes rusos prisioneros. Las organizaciones de derechos humanos que claman contra Rusia, ¿dónde estuvieron en todo ese tiempo?

Al caer la Unión Soviética y desaparecer el Pacto de Varsovia los líderes de la OTAN afirmaron que dejaban de ser un bloque militar para convertirse en uno político que no amenazaría la seguridad de la Federación Rusa. Cínico anuncio: La OTAN se creó en 1949 con 12 países y hoy cuenta con 30. La alianza militar liderada por Estados Unidos se ha extendido hacia el este, contra Rusia. Ucrania estaba lista para ingresar al bloque. ¿Qué hizo Estados Unidos cuando la Unión Soviética iba a desplegar misiles nucleares en Cuba en 1962? La operación militar especial era inevitable.

La rusofobia llega a niveles ridículos como cuando una universidad italiana en Milán prohibiera la lectura de obras del gran escritor ruso Fedor Mijáilovich Dostoievski; en Cardiff (Reino Unido) suspendieron un concierto donde se iba a interpretar las composiciones de Piotr Ilich Chaikovski. ¿Y cuándo los odiadores de Rusia dejarán de usar la tabla periódica de elementos químicos creada por Dmitriy Ivánovich Mendeliéev?

El gobierno “democrático” de Volodímir Zelenskiy, prohibió a las minorías rusas hablar en ruso, cerró canales de televisión opositores, sacó de la vida política a partidos que no le eran adictos, defiende y ensalza a grupos neonazis como Sector Derecho y el batallón Azov; pero eso no le asquea a Estados Unidos ni a la Unión Europea.

Este año Zelenskiy prohibió las celebraciones masivas por el Día de la Victoria contra la Alemania fascista en la Gran Guerra Patria, gesta en la que lucharon unidos rusos y ucranianos y se conmemora cada 9 de mayo. Esta fecha miles de personas, entre ellos veteranos de guerra que frisan los cien años y cada vez son más pocos, acuden a depositar flores en los monumentos a los soldados liberadores del Ejército Rojo.

El gobierno ucraniano que apoya a grupos neonazis no podía permitir actos que trasuntan los lazos de hermandad y unidad con Rusia, por lo que amenazó con cárcel a quienes salieran en marchas cívicas y hasta declaró toque de queda para asegurarse que esto se cumpla. Ni siquiera se permite a la gente llevar sobre su pecho la cinta de San Jorge, así seas ucraniano. Pero todo esto no interesa a las “democracias occidentales”.

Lo que vemos en el Donbass es una guerra de Estados Unidos y la OTAN contra Rusia teniendo como instrumento a Ucrania. La humillación a las minorías rusas en territorio ucraniano no podía continuar, por ello, cuando las tropas de la Federación Rusa liberan una ciudad o pueblo de manos de los ultranacionalistas, los pobladores siempre los reciben con la expresión: "My vas zhdali vócem let!" ("¡Los hemos esperado 8 años!").

Estuve en Rusia, Bielorrusia y Ucrania, los tres grandes pueblos eslavos orientales, cuyos lazos de hermandad han sido rotos por el títere Zelenskiy y los titireteros de la OTAN. Tengo amigos ucranianos y rusos; la mayoría tiene la esperanza, al igual que yo, de que esta tragedia sin entreactos termine con la desnazificación y neutralidad de Ucrania.

Al igual que la gran cruzada contra el bolchevismo que inició Adolf Hitler en 22 de junio de 1941, la nueva cruzada de Estados Unidos y sus satélites contra la Federación Rusa está condenada a la derrota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu opinión sobre el tema

Post Top Ad

elerrante.pe